MALOKA COLOMBIA
	www.colectivomaloka.org
   

Derechos Humanos: Boletín Día a Día del 1 al 7 de mayo de 2008

Miércoles, 14 de Mayo de 2008

 
Boletín Día a Día  del 1 al 7 de mayo de 2008

Asociación Nacional de Ayuda Solidaria

ANDAS

Boletín Día a Día  del 1 al 7 de mayo de 2008

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Invitación
A la Caravana Blanca por el acuerdo humanitario al Guaviare

El Comité de Impulso Comité de Impulso de la caravana blanca por el acuerdo humanitario, la libertad de todos los secuestrados y por la paz de Colombia que se desarrollará en el Departamento del Guaviare extiende la invitación a los colombianos u y colombianas para que se vinculen a esta iniciativa.
.

 

Están convocadas muchas las organizaciones sociales de paz y de derechos humanos, medios de comunicación masivos y alternativos, partidos políticos, sindicatos, plataformas de organizaciones, agencias de cooperación y a la comunidad internacional, para que se adhieran a esta convocatoria que hace la Alcaldía Municipal de San José del Guaviare, que se realizará el próximo 25 de mayo desde San José del Guaviare hacia el Municipio El Retorno.

Como preámbulo, el 24 de mayo se realizará el Foro Nacional por
la Reconciliación con la participación de personalidades nacionales e internacionales con el principal objetivo de concretar iniciativas para la solución política negociada al conflicto armado en Colombia, informaron voceros convocantes.

El Comité de Impulso y
la Alcaldía de San José del Guaviare, junto a la Personería de la Ciudad de Bogotá, que ha adherido a la convocatoria, proponen que el viernes 23 de mayo se realice una rueda de prensa y un evento de lanzamiento de la Caravana Blanca.

De allí se partirá hacia la ciudad de Villavicencio donde se llevará a cabo en horas de la noche, un acto simbólico a cargo de
la Alcaldía Municipal. Se pernoctará en Villavicencio, y el 24 de mayo en horas de la mañana, se partirá hacia San José del Guaviare.

A la llegada de
la Caravana Blanca, se instalará el Foro Nacional por la Reconciliación y en horas de la noche, se realizará un concierto de música popular por los secuestrados y las víctimas de la violencia en Colombia.

Para adherir a la convocatoria por favor contactar:

apermanente@asambleaporlapaz.com
apermanente@hotmail.com

Mayores informes:
Juan Robayo o Nancy Fiallo
Teléfonos:2 32 52 22

Informes en San José del Guaviare en la Alcaldía Municipal:
e mail
: alcaldíasanjosé@mail.com

Teléfonos: 313 - 8314780- 310-2982579 – 310-5597223.
En
la Fundación Manos Limpias en San José del Guaviare: Teléfonos: (098) 5840922 o en
Bogotá: (091) 4-273100.
Celulares: 310-3037306; 313- 2102892 y 312 - 3788640.
E-mail:
fundaciónmanoslimpias@hotmail.com

 

Capturas masivas en Caquetá

Por Camilo Raigozo. Voz

 

Bogotá, 12 de mayo de 2008. Al menos 35 personas, entre las que se encuentran mujeres embarazadas, fueron detenidas de forma arbitraria en los municipios de Remolinos del Caguán, Monserrate y Camelias, en el departamento del Caquetá, en un operativo en el que intervinieron el CTI de la Fiscalía y tropas del Ejército.

 

Las personas detenidas en el operativo de la Fuerza de Tarea Omega son víctimas de la Red de Informantes y tanto la Fiscalía como el Ejército los sindican de varios delitos como homicidio, terrorismo y rebelión entre otros.

 

Familiares de varias de las personas detenidas y la comunidad desmienten las acusaciones y admiten que son víctimas de los consabidos montajes con que el gobierno se ha ensañado contra las comunidades rurales en zonas donde se ejecuta el Plan Patriota.

 

Del mismo modo pidieron a la comunidad internacional y nacional, así como a la Defensoría, la Personería, la Procuraduría y a las organizaciones defensoras de derechos humanos, para que velen por el respeto a los derechos fundamentales vulnerados.

 

En la zona donde ocurrieron las detenciones las comunidades han sufrido los desastres de la aplicación del Plan Colombia, primero, luego el Plan Patriota, las fumigaciones y el accionar paramilitar que ha dejado centenares de fosas comunes con los restos de más de 3.000 víctimas

 

Ejército Nacional ametralla vereda Filipinas, en Arauca

Tame, Arauca, mayo 13. (Peace Observatory). En la vereda Filipinas del municipio de Tame, Arauca, en horas de la tarde del día domingo 11 de Mayo del año en curso, la comunidad de la vereda en mención fueron víctimas de crueles bombardeos, por parte de helicópteros del Ejército.

La comunidad manifiesta estar atemorizada al escuchar por medio de la voz de sin aruco, las declaraciones del General del Batallón Navas Pardo quien decretó “zona roja” a la vereda por el masivo “desplazamiento”. A lo que manifiestan los habitantes no ser cierto. Actualmente en la calle principal habitan 75 familias.

 

La política de “seguridad democrática del presidente Uribe sigue cobrando víctimas inocentes.

La comunidad denuncia a este y pide urgentemente que se de a conocer ante las entidades de control, organizaciones defensores de derechos humanos, personería, defensoría del pueblo, para evitar hechos a lamentar.

Desplazados del Guaviare continúan en la mira del terrorismo de Estado

Graves denuncias hicieron a VOZ organizaciones de personas desplazadas de este departamento azolado por la aplicación del Plan Patriota y la estrategia paramilitar

Por Camilo Raigozo. Voz

 

La Asociación de Población Desplazada del Guaviare, Aspodegua, denunció ante la comunidad nacional e internacional, los organismos de control del Estado y las organizaciones defensoras de los derechos humanos, el trato degradante que reciben de parte del gobierno al momento de exigir sus derechos como personas desplazadas, procedentes de diferentes zonas del departamento de Guaviare, por la estrategia paramilitar, los combates entre el ejército y la guerrilla y las fumigaciones indiscriminadas.

 

Paramilitares y fuerzas oscuras del Estado buscan a las familias desplazadas en sus refugios y continúan amenazándolas.

 

Así mismo, la población desplazada del Guaviare denunció que las amenazas continuaron en la ciudad de Bogotá a donde han llegado en busca de refugio.

 

Desde marzo de 2006 Aspodegua le ha venido pidiendo con insistencia al gobierno del presidente Uribe que les brinde a sus asociados las garantías mínimas para poder retornar a sus territorios, sin el riesgo de ser asesinados. Según la denuncia hecha a VOZ, una y otra vez el gobierno ha prestado oídos sordos al clamor de los campesinos, razón por la cual continúan condenados a vivir en los cordones de miseria de las ciudades, principalmente en la capital del país. 

 

“En vez de encontrar soluciones adecuadas para el retorno, la población desplazada del Guaviare nos sentimos seriamente amenazados”, argumentan los voceros de la asociación campesina. El 5 de julio del año pasado, uno de los directivos de Aspodegua, Arcángel Cadena Tavera, se salvó milagrosamente de un atentado que le tendieron sujetos extraños en las oficinas de la organización ubicadas en el sector de San Victorino en el centro de Bogotá.

 

En noviembre del mismo año, días previos a las deliberaciones del Tribunal Internacional de Opinión, al cual fue invitado Aspodegua, Fanny Ladino, desplazada y dirigente del Departamento de Mujeres de la Coordinadora de Desplazados en Bogotá, recibió amenazas de paramilitares denominados “Águila Negras”, amenazas extendidas a todas las organizaciones de desplazados.

 

La noche del 6 de marzo de este año, luego de finalizada la exitosa marcha contra el paramilitarismo y en homenaje a las víctimas de crímenes de Estado, fueron violentadas las puertas de las oficinas donde operan Aspodegua, la Coordinación de Desplazados de Bogotá, CND, la Federación Nacional de Cooperativas Agropecuarias, Fenacoa y la oficina de la abogada Ana Tulia Aponte, gestora de programas de producción agropecuaria. De las cuatro oficinas fueron hurtados los discos duros de los computadores donde estaban guardados los archivos y demás documentos y datos referentes a la población desplazada.

 

Después de la realización de la marcha del 6 de marzo las organizaciones de población desplazada han visto como se intensificaron los hostigamientos y amenazas en su contra, por lo que sus miembros hicieron un llamado a la comunidad nacional e internacional, a las diferentes organizaciones defensoras de los derechos humanos y a los entes de control del Estado, para que presten su vigilancia y protección contra las posibles masacres y asesinatos a los que están permanentemente expuestos.

 

Paramilitares siembran el terror en Argelia, Cauca

 

El pasado 25 de abril, paramilitares que se hacen llamar "Los Rastrojos", se tomaron el casco urbano del corregimiento Sinaí, jurisdicción del municipio de Argelia, Cauca.

En sus arengas intimidatorias contra los pobladores, les advirtieron que quienes no estuvieran de acuerdo con su presencia, tenían 15 días para que se entregaran a sus fuerzas ya que según ellos, poseen información detallada de esas personas.

 

El 27 de abril, los ‘paras’ secuestraron, torturaron y asesinaron a dos jóvenes campesinos del mismo municipio y amenazaron directamente a los docentes Beatriz Elena Rivera y Luís Enrique Rosero, los cuales tuvieron que abandonar inmediatamente la región con sus familias.

El domingo 4 de Mayo anterior, “Los Rastrojos” asesinaron al líder comunitario y presidente de la junta de padres de familia de la institución educativa Sinaí Argelia Cauca, Segundo Claudio Muñoz, padre de tres menores de edad, a quienes junto con la esposa de la víctima se les truncó el futuro.

 

Dos días después otras cuatro familias del corregimiento Sinaí pasaron a engrosar el número de personas desplazadas, que ya suman más de cuatro millones en el país. La población de esta zona del sur occidente colombiano, azotada por el paramilitarismo, solicitó con urgencia a la comunidad nacional y extranjera su solidaridad y vigilancia ante lo que ellos consideran política criminal del gobierno.

 

Iván Cepeda es agredido por el Presidente

 

Con actitudes propias de cualquier capo de la mafia y no de un estadista, el presidente Álvaro Uribe arremetió por segunda vez contra el defensor de derechos humanos y director del Movimiento Nacional de Víctimas de Estado, Movice, Iván Cepeda, por las denuncias que este hiciera, entre otras, sobre la infiltración del paramilitarismo en la Universidad de Córdoba, en la que según Cepeda, el rector y otros funcionarios de la universidad, fueron impuestos por el cabecilla narco-paramilitar Salvatore Mancuso. El mismo Mancuso confesó estos hechos en una de sus versiones libres ante los fiscales. “El Presidente no da el debate con argumentos sino que opta por los improperios y las palabras altisonantes. Ahora es el presidente Uribe quien ya no dice que soy guerrillero sino que soy el vividor de las víctimas”, contestó el defensor de los derechos humanos.

 

Defensores de derechos humanos agredidos por inteligencia militar

 

El pasado 7 de Mayo, miembros del Ejercito Nacional de Colombia interceptaron a Winston Gallego Pamplona, defensor de derechos humanos de la Fundación Sumapaz y Jorge Meneses mensajero de la misma institución. Los hechos ocurrieron en el momento en que Gallego y Meneses abordaban un taxi frente a la Universidad de Antioquia, en Medellín. Dos hombres de civil y armados que se identificaron posteriormente (ante los requerimientos de un miembro de la policía nacional) como integrantes del Ejército Nacional, encañonaron al conductor del taxi y obligaron a los pasajeros a entregar sus pertenencias y a identificarse.

 

‘Paras’ obligan a sacerdotes a desplazarse

 

Los sacerdotes del sur de Bolívar que habían sido amenazados el 10 de abril por el grupo paramilitar Águilas Negras decidieron abandonar sus sitios de trabajo por considerar que su vida estaba en peligro.De tres sacerdotes que se desplazaron hacia Magangué, hay dos que no quieren volver a los pueblos donde desarrollaban su labor pastoral. No hay garantías, piensan, pero sí están seguros de que su labor no termina aquí. Seguirán asesorando a los campesinos que, desde hace mucho tiempo, vienen denunciando que viven en una crisis humanitaria que parece interminable. “Al menos los sacerdotes tienen a donde ir, pero nosotros los campesinos estamos condenados a morir o a la trashumancia en la miseria sin futuro para nuestros hijos y nuestras familias, porque lo perderemos todo sí los criminales nos obligan al desplazamiento”, le dijo a los medios un líder campesino amenazado por los paramilitares.

 

Paramilitares amenazan a habitantes del nor occidente bogotano

 

Los habitantes de la populosa zona de Suba en el noroccidente de la capital del país, denunciaron a VOZ que paramilitares autodenominados  “Autodefensas Unidas Bloque Regional Tequendama”,  han amenazado por intermedio de panfletos aparecidos en establecimientos públicos e introducidos a las residencias por debajo de las puertas, en los que conminan a la población a un toque de queda y prohíben el tránsito de personas después de las diez de la noche y antes de las cuatro de la mañana. Los comerciantes, transportadores y padres de familia se encuentran preocupados porque las “Autodefensas” ya empiezan a extorsionarlos y amenazar a sus hijos con reclutarlos a la fuerza.

Encuentro de organizaciones agrarias en Popayán, Cauca

Por Camilo Raigozo.Voz

 

Durante los días 2 y 3 de mayo de este año, en las instalaciones de la Universidad Indígena en la ciudad de Popayán (Cauca), se reunieron 105 delegados y dirigentes campesinos de las diferentes organizaciones del campo de todo el departamento caucano, cuyo objetivo era estudiar y analizar la problemática del sector agrario del Cauca en temas como la territorialidad y el Estatuto Agrario, la situación de la economía campesina, indígena y afro descendiente.

 

También se analizó el impacto de la aplicación de las normas “sanitarias”, las cuales, según los campesinos, son verdaderos reglamentos comerciales sobre los productores de panela, leche y carne. Lo mismo se hizo con la problemática ambiental, especialmente  el Plan Departamental de Aguas; y las tareas de coordinación y trabajo conjunto.

 

El encuentro dio como resultado entre otros aspectos, la aprobación de un plan de trabajo inmediato y otro a mediano plazo, cuyos puntos más destacados fueron:

 

Llamamiento a todas las fuerzas sociales y económicas del departamento del Cauca a defender la seguridad alimentaria y demás productos de los pequeños y medianos productores agrarios, mineros y artesanos, frente a los planes gubernamentales de poner en marcha impositivamente productos como la palma aceitera (africana), cuyos únicos beneficiarios son los grandes monopolios nacionales y extranjeros a los que se les quiere entregar los recursos naturales.

 

 

Emplazar con urgencia a los gremios, asociaciones, cooperativas y otros sectores agrarios a unificar posiciones frente a los requisitos sanitarios para la producción de panela, el consumo de leche y el funcionamiento de mataderos y plantas de sacrificio de ganado, como también lo que tiene que ver con las redes de distribución de todos esos sectores, dado que su aplicación inmediata puede desencadenar una verdadera crisis económica en el sector agropecuario caucano.

 

Convocar y organizar, en el lapso máximo de dos  meses, una gran asamblea de organizaciones del sector agropecuario del Cauca, para interlocutar con el gobierno nacional y departamental, y diseñar una verdadera política agraria y unas acciones concretas que beneficien a cientos de miles de productores agrarios del departamento que atraviesan actualmente difíciles circunstancias por el impacto sobre sus economías generado por el estado calamitoso de las carreteras secundarias y terciarias, los bajos

 

ingresos de los caficultores y productores en general, debido al impacto de la revaluación de las moneda, los altos precios de los insumos, los altos costos del crédito, el deterioro creciente de su infraestructura productiva, el agravamiento del monopolio de la propiedad de la tierra y los grandes obstáculos para la adquisición de tierras por parte del campesinado por la aplicación del Estatuto de Desarrollo Rural.

 

Finalmente se decidió solicitarle a la Asamblea Departamental un espacio en la plenaria durante las sesiones extras del mes de mayo, con el fin de sustentar la propuesta agraria y presentar otras iniciativas desde la perspectiva de los pequeños y medianos productores para ser integrada al Plan de Desarrollo Departamental.

 

Las comunidades del Guamocó continúan su lucha de resistencia

Por Prensa Rural

 

Una comisión de la que formaron parte delegados de la Asociación Campesina del Valle Del Río Cimitarra, Acvc, el International Peace Observatory, IPO y la Agencia Prensa Rural, recorrió desde el pasado 4 de abril, las veredas que conforman la extensa zona del municipio de Guamocó, ubicado en el sur de Bolívar, surcada por el río Tigüí, en las estribaciones de la serranía de San Lucas y las zonas rurales de los municipios de Santa Rosa del Sur (Sur de Bolívar), Simití y El Bagre (Antioquia).

 

La economía del municipio se basa en la minería, agricultura de pancoger, ganadería y pesca. Se cultiva yuca, maíz, plátano, caña, fríjol, ñame, aguacate, piña, chontaduro, y se trabaja la avicultura y la porcicultura de forma artesanal.

 

 

El recorrido de la comisión fue convocado por  la Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó, Aheramigua, organización que nació como iniciativa de las comunidades campesinas en defensa del territorio, los derechos humanos, los recursos naturales y la creación de proyectos productivos autosostenibles para las comunidades campesinas, la cual se fundó el  24 de junio del 2007 en la vereda Mariposa, ( Santa Rosa del Sur).

 

El objetivo de  la comisión y de la Aheramigua en todas las veredas era finiquitar la conformación de todas las juntas directivas de base de la Asociación, a la que la comunidad asistió para escuchar las propuestas de las cuales depende la unión en defensa del territorio, de la vida y la dignidad de las comunidades.

 

La idea fundamental de que exista una organización es la generación de proyectos que ayuden a mejorar la calidad de vida de las comunidades y además fortalecer a las que ya existen. El principio esencial es la alianza y el trabajo mancomunado de las comunidades, en virtud de defender lo que por derecho propio e histórico les pertenece: el territorio.

 

Las comunidades de Guamocó tienen muy claro que parte de la lucha tiene que ver con la unión no sólo de las comunidades campesinas, sino también con otros sectores sociales, como los estudiantes, los educadores, los sindicatos, los medios de comunicación alternativos, las organizaciones nacionales e internacionales defensoras de los derechos humanos, entre otros.

 

Una de las organizaciones que más ha apoyado el proceso organizativo es la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC), organización campesina que trabaja hace más de 11 años en procesos organizativos de todas las comunidades del valle del río Cimitarra y el nordeste antioqueño.

 

Parte de la experiencia organizativa es alimentarse y aprender de las demás experiencias de otras comunidades que también han tenido que defender su territorio, y que, a pesar de todos los obstáculos por los que han tenido que pasar, siguen resistiendo.

 

“Felizmente culminamos cada uno de nuestros recorridos y nuestras visitas a todas las veredas, con la satisfactoria conformación de las Hermandades por la Vida en las veredas la Fortuna, Palma Chica, Raiceros, Ventarrón y Alto de las Brisas.

 

En cada una de estas veredas, las comunidades constituyeron las juntas directivas de la asociación, con el objetivo de trabajar conjuntamente, de permanecer en comunicación, de generar, desde la unión, proyectos en conjunto para toda la población de la región, como también de construir lazos de hermandades independientemente de la religión, la raza o el género, sólo partiendo de la idea de que todos son campesinos, de que todos viven y comparten en el mismo territorio, y de que nadie más que ellos puede cuidar y proteger este lugar”, dice un comunicado de Prensa Rural.

 

Protesta de cocaleros no será asumida como desplazamiento forzado

 

(Instituto Popular de Capacitación). “¿Cuántos campesinos necesita el Gobierno para que nos den la condición de desplazados?”, le preguntó José Betancur, uno de los líderes de la protesta de campesinos en Tarazá, Antioquia, al representante del Gobierno nacional Jaime Avendaño, durante las negociaciones para desactivar el movimiento de protesta de los cultivadores de hoja de coca que se prolongó por 15 días en esa localidad del Bajo Cauca antioqueño y que acabó el 6 de mayo.

  Dramática situación vive el campesinado de Tarazá, Antioquia.

La pregunta flotó en el recinto del Concejo durante unos segundos en el pesado aire de la tarde del jueves 1 de mayo antes de que fuera contestada por el agente del Gobierno: “Yo no puedo responder esa pregunta ni puedo decidir darles ese estatus porque no es de mi competencia, eso debo consultarlo”, le aclaró Avendaño al líder campesino.

Nosotros no nos desplazamos por gusto, ni estamos aquí de paseo, fuimos presionados por fuerzas superiores que nos obligaron a salir de nuestras parcelas”, refutó a su vez Pedro Mendoza, un pastor cristiano que hizo parte del grupo de campesinos negociadores ante el Gobierno nacional. “No somos criminales, no nos pueden tratar de esa manera”, se lamentó.

Las apreciaciones de ambos lideres eran respaldadas por los cientos de labriegos que se agolpaban alrededor de los fogones de leña en las afueras del coliseo local esperando la comida del día. Pero el veredicto dictatorial de Uribe contra los campesinos de Tarazá fue brutal:

Este es un problema de coca y de presión de bandidos, y no de desplazamiento. Nosotros no le podemos dar estatus de desplazados a quienes están en el negocio de la coca”. Líderes campesinos le reclamaron inmediatamente al Presidente “¿porqué a los paramilitares sí les da salario mensual, salud y educación y a nosotros que somos campesinos y no criminales se nos niega esos derechos?”.

Por abusos en los cobros proponen rebelión contra operadores de telefonía celular
Por usuarios

“Las compañías Comcel, Movistar, Tigo, quien sabe si obligados por el Gobierno o por su propio interés, han decidido que las llamadas perdidas sean cobradas a un costo mayor que una llamada de un minuto.

“Y todos nos preguntamos, ¿a qué viene esto? ¿Hacían daño acaso las llamadas perdidas?. Sí igualmente nos robaban el dinero de las tarjetas de prepago ahora nos dicen: ¡manos arriba esto es un atraco!, y sin ningún reparo además.

“Se acabó eso de revisar tu celular y encontrarte esas llamadas perdidas de amigos,
compañeros de trabajo y familiares mientras dormíamos. Y es que ahora saldrá más
rentable mandar un correo que hacer una llamada por celular.

“Y es que esto es una injusticia, dentro de poco pagaremos por mensajes al celular no leídos o no enviados o por el solo hecho de oprimir una tecla de nuestro teléfono.

 
Los operadores de telefonía celular se proponen cobrarles a los usuarios las llamadas perdidas

“¿El motivo?. Cuando se realiza una llamada perdida estás utilizando las redes de comunicación de la empresa, por lo tanto sus servicios y por ello tienen derecho
a cobrarlas.

“Por exigir nuestros derechos, porque el cliente siempre tiene la razón y por que esto no vuelva a pasar, proponemos una huelga de teléfonos celulares. Que se den cuenta de que si esto sigue así, nosotros somos los que mandamos.

“Pon tu granito de arena y lo conseguiremos. Las empresas de telefonía celular nos están robando. ¡Urgente!, por favor preste atención en la explicación al final para enviar este correo.

“En Estados Unidos una compañía de celulares ofrece a sus clientes 2.000 minutos libres por solo US $75.00 Dolares. ¿Quién Gasta 2.000 minutos en un mes en Colombia? Usuarios comunes, seguro que no.

“Si alguien lo gasta seguro abonará una factura de alrededor de 250.000, oo pesos o mas, lo cual es muy superior a los US $75.00 dólares que se pagan en los Estados Unidos.

“¿Cómo llegaron los norteamericanos a este beneficio? Mediante la unión. Sí, la unión de la
comunidad; ni haciendo huelgas, ni rompiendo, ni quemando nada. Solo de una manera: no usando el teléfono durante cinco días escalonados.

“Hoy si, mañana no y así sucesivamente. Las empresas se vieron obligadas a bajar las tarifas o se quebraban. Fácil pero con la unión y la cooperación de los usuarios. Un paro
de los usuarios no las hará quebrar, pero si las obligará a tener en cuenta que con los usuarios no se les puede ir la mano, ni abusar”.

La propuesta:

“Envíe este correo a todos sus conocidos, para que los días 24 Y 25 de mayo, todos tengamos el celular apagado. Es la única forma de defensa frente a la voracidad de Comcel, Movistar y Tigo”.

Datos:

“En 1999 en Argentina los ciudadanos obligaron a Telecom y Movistar a poner una tarifa reducida a Internet por medio de descolgar los teléfonos durante 15 minutos. En Estados Unidos actualmente lograron que las compañías proveedoras de Internet absorban el costo de la llamada, como comunicarse a un 018000 en vez de a un 0610.

“¿Por qué no ahora, nosotros lo intentamos con los servicios de celulares?. Apagar los celulares el mayor tiempo posible durante los días 24 y 25 de mayo próximos puede traerle a los usuarios inconmensurables beneficios para el futuro.

“También les pedimos que corran la voz por todo el país, porque es la única forma de defendernos, ya que los organismos de vigilancia y control  encargados de
regular la actividad, no hacen nada por los usuarios. Entonces, manos a la obra”.

---

http://notimundo.blogspot.com

Agenda | Noticias | Jornadas Culturales y Seminarios | Medio Ambiente | Derechos Humanos | Vídeos | Movimiento de Víctimas | Columnistas | Movimientos Sociales | Movimiento Mujeres | Colombia | Brigadas por Colombia | Proyectos | Videoteca | Quienes Somos | Enlaces | Contacto |

2017 Colectivo Maloka - www.colectivomaloka.org | Diseño Original: Elzine Aristide | Programación y Mantenimiento Web: Vinx