MALOKA COLOMBIA
	www.colectivomaloka.org
   

Derechos Humanos: El día a día en Derechos Humanos en Colombia

Miércoles, 14 de Marzo de 2007

 

El día a día en Derechos Humanos en Colombia

-Un servicio de ANDAS-

 

 

 

Capturadas 27 personas de forma arbitraria en Santander

 

La política de seguridad democrática continúa valiéndose de testigos a sueldo y sin ninguna credibilidad para encarcelar a  numerosas personas inocentes

 

Según lo denuncia la Central Unitaria de Trabajadores(CUT), en los dos primeros días de este mes  en el área metropolitana de Bucaramanga y el Municipio de Sabana de Torres (Magdalena Medio) fueron capturadas por la Policía, el Ejército y la Fiscalía, 27 personas pertenecientes a diversos sectores sociales, entre los que se encuentran amas de casa, campesinos, obreros, comerciantes y empleados públicos señaladas de pertenecer a la guerrilla de las Farc y de cometer actos de terrorismo, previéndose que en los próximos días aumentarán las detenciones y los allanamientos.

 

Dentro de los capturados se encuentra el trabajador del Ecopetrol y afiliado a la Unión Sindical Obrera Benigno González Urbina, de 55 años, quien sufre graves dolencias coronarias. González es acusado de perpetrar atentados contra instalaciones petroleras. Pese a que los afiliados de la USO son beneficiarios de Medidas Cautelares proferidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el trabajador fue capturado violándosele los derechos civiles. De igual forma entre las víctimas también figura el trabajador de la salud del municipio de Piedecuesta Orlando Rueda Rueda, persona conocida en la población y en las actividades sindicales sociales en el área Metropolitana.

 

Las capturas, los allanamientos y los registros de las viviendas se efectuaron de manera simultánea en altas horas de la madrugada y sin la presencia del ministerio público. Los capturados fueron presentados por los medios de comunicación gobiernistas como miembros de las Farc y como un logro de la política de la Seguridad Democrática, violándoles a la víctimas la presunción de inocencia.

 

El proceso contra las 27 personas capturadas se encuentra soportado en testimonios de supuestos reinsertados, a quienes se les recepcionó declaraciones sin la presencia de abogados defensores, adelantándose la investigación a espalda de las personas procesadas. A lo anterior se suman los informes de inteligencia militar en la que de forma aberrante sugieren a la Fiscalía, a quienes se debe capturar, violando las mínimas normas legales para proferir dichas capturas. Al mismo tiempo, se vulnera el principio de autonomía e independencia del poder judicial, con el agravante, según la CUT, de que la Fiscalía instructora despacha desde las instalaciones del Gaula de la Policía Nacional.

 

La central sindical advierte, que estos abusos contra gente inocente, pretenden desviar la atención de la opinión pública, de los continuos escándalos del ‘parauribismo’ en el poder, y de paso vengarse de sus opositores.

 

 

La alcaldía de Cali quiere sacar a 1.500 familias del sector La Playa

La
amenaza del alcalde municipal Apolinar Salcedo Caicedo, de sacar a las familias afro descendientes que viven desde hace más de 200 años en el sector conocido como La Playa, situado a un lado del puente que comunica a Cali con el corregimiento de Juanchito, municipio de La Candelaria, a orillas del río Cauca, ha sembrado el pánico y la zozobra en esta población vulnerable.

 

Desde  el año de  1800 comenzaron a llegar al sector, esclavos libres que lograron evadirse de las grandes haciendas del Cauca, a donde sus amos los transportaron desde Cartagena de Indias donde los habían comprado.  Allí los Cimarrones fueron construyendo sus viviendas, que luego se multiplicaron con la ley de liberación de los esclavos en el territorio nacional.

 

Durante  207 años, por esta zona marginada y olvidada, nunca, ningún gobierno nacional, departamental o  local, se había preocupado por, las peligrosas crecientes del río Cauca, ni por  mejorar la calidad de vida y dotar de viviendas adecuadas a sus moradores; ni por construir colegios, puestos de salud y mucho menos guarderías infantiles. Sin embargo, ahora que aparecieron los “magnates” del comercio, con el proyecto de construir allí, El Centro Comercial Río Cauca, el cual incluye un moderno puerto turístico, el gobierno del alcalde Apolinar Salcedo Caicedo, por medio de su secretaria María Grace Figueroa, amenazó a los moradores de la zona, diciéndoles “que sí no salen por las buenas, los sacaremos con el Ejército y la Policía”.

 

A cambio, el alcalde les ha dicho que se vayan a Potrero Grande, donde les ofrece sin ninguna garantía la adjudicación de unos “remedos” de vivienda a través de Comfandi, cuyo costo es de 30 millones de pesos. “Sí ni siquiera el rebusque diario nos alcanza para sobrevivir, ¿cómo es posible que podamos pagar tan astronómicas sumas de dinero?”, se preguntan anonadadas las futuras víctimas, quienes hacen un llamado a la opinión pública para que les brinden apoyo en la defensa del derecho de conservar sus viviendas y el derecho al trabajo.

 

 

 

Mordaza  la libertad de prensa

El 6 de abril de 2003 fue asesinado por paramilitares el comunicador José Emeterio Rivas, director del programa "Las fuerzas vivas", de la emisora radial Calor Estéreo. En su programa ejercía periodismo de investigación, por aquellos días dedicado fundamentalmente a descubrir casos de corrupción y vínculos entre la administración municipal y empresas del paramilitarismo. El periodista Diego Waldrón Rivero, fue amenazado telefónicamente y en una ocasión fue agredido con una varilla metálica. Garibaldi López, ha sido reiteradamente amenazado por sus trabajos sobre corrupción en la administración. Ahora el Ministerio de Comunicaciones ordenó cerrar la emisora por "fallas técnicas". Al menos a 25 personas entre trabajadores directos e indirectos, incluyendo periodistas, se les está violando el derecho a la libre expresión y el derecho al trabajo.

 

Acusaciones contra ‘paras’ y Policía

 

Los campesinos de la inspección Cunamá, municipio de Aguazul (Casanare), denunciaron que el pasado 18 de enero, al parecer efectivos del Gaula de Yopal asesinaron al campesino Ángel Camacho. Según los testigos, el campesino se encontraba en su casa cuando subió una camioneta tipo Trooper de color Blanco, desde la cual le hicieron señas para que se acercara. Una vez allí, fue recibido con varios disparos quedando gravemente herido. Luego los criminales lo remataron con tiros de gracia. . Afirman los testigos que posteriormente los efectivos del Gaula se colocaron guantes, sacaron un revolver y se lo colocaron en una de las manos y luego se lo colocaron debajo del cuerpo. Posteriormente sacaron una bolsa que al parecer contenía dinero, sacaron de ella varios fajos de billetes, los regaron al lado del cuerpo y procedieron a tomarle fotos. El 29 de enero, en las mismas circunstancias asesinaron a Reinaldo Zea. El 12 de febrero, bajaron de un bus a Jaime Palacios, y le cegaron la vida.

 

 

Terror paramilitar en el Cauca

 

El 22 de febrero anterior, tres encapuchados armados irrumpieron violentamente en la casa de Alberto Reinel Causayá ubicada en la vereda El Damián municipio de Suárez. Luego de identificarse como autodefensas lo amordazaron junto a su esposa y un hijo, a quienes conminaron a entregarles el dinero que poseían. Sin embargo esa cantidad no fue suficiente por lo que secuestraron Causayá como prenda de garantía hasta tanto no reunieran cuarenta millones de pesos. Quince días le dieron de plazo.

 

Bogotá rechazó a Bush

 

El mandatario colombiano no pudo ocultar el escándalo del ‘parauribismo’ ante su huésped. Represión sobre los manifestantes supera los 150 detenidos, entre ellos varios menores. Los enfrentamientos entre Policía y manifestantes dejaron cuantiosos destrozos materiales en el centro de la ciudad

 

Desde las 11 de la mañana del pasado domingo, en las inmediaciones de la plaza de toros y el Planetario Distrital, en el centro bogotano,  miles de personas se reunieron con pancartas, tambores, banderas y disfraces de rechazo a la visita del presidente de los Estados Unidos George Bush.

 

Los ánimos se calentaron entre la policía y los manifestantes en los momentos en que la caravana de más de 70 camionetas blindadas y el Cadillac negro que trajo a Bush desde el aeropuerto de Catam hasta el Palacio de Nariño, paso por la carrera 7ª con calle 26, a unos 200 metros de la manifestación de rechazo.

 

Los Escuadrones Metropolitanos Antidisturbios de la Policía y agentes de seguridad de civil,  atacaron a la masa de manifestantes con gases lacrimógenos y potentes chorros de agua, lo cual trajo como consecuencia el enfrentamiento entre las dos partes. El resultado dejó al menos 150 detenidos, entre ellos varios menores y destrozos en varios locales de entidades financieras y comerciales ubicados en la zona del Centro Internacional de Bogotá.

 

Mientras tanto, en el Palacio de Nariño, una periodista de Radio Santa fe, puso en aprietos a Uribe ante su huésped, al preguntarle en la restringida rueda de prensa al mandatario norteamericano,  su opinión sobre las consecuencias de que el gobierno colombiano estuviera salpicado con la ‘para-política’, y la posibilidad de que jefes paramilitares fueran extraditados a su país.

 

 La respuesta de Bush fue parcial, pero alcanzó a decir que apoyaba la justicia y los tribunales independientes. Dijo que eso mismo se lo iban a preguntar cuando estuviera en el Congreso en Washington, por lo que esperaba que la justicia colombiana actuara de manera independiente en el juzgamiento de las personas procesadas en el escándalo.

 

Uribe casi le arrebató la palabra a su colega para afirmar de manera mentirosa que el proceso que se ha dado en Colombia es consecuencia de la Ley de Justicia y Paz, que “obliga a los implicados contar toda la verdad”. Agregó que de parte suya había un total “apoyo” a los jueces para que la justicia fuera independiente.

 

Después, sin poder ocultar su molestia con la pregunta de la periodista, Uribe se dirigió mayormente a la prensa internacional diciendo que su gobierno no estaba involucrado con paramilitares; que él mismo había develado el escándalo de la ‘para-política’ y que no tenía nada que esconder. Luego se fue lanza en ristre contra sus opositores al afirmar temerariamente que tanto la guerrilla como el paramilitarismo había infiltrado la política, el movimiento obrero, el movimiento campesino, los periodistas, la justicia y otros sectores que ahora se estaban depurando gracias a su gestión de gobierno.

 

Las protestas no fueron contra el hermano pueblo estadounidense, sino contra su nefasto gobernante, el cual es rechazado por más del 70 por ciento de sus conciudadanos, pues Bush, encabeza el más siniestro aparato de represión internacional, es amante de la legalización de la tortura, es culpable de secuestros de ciudadanos extranjeros presos en cárceles secretas, por falsear la verdad ante la ONU para justificar su invasión a Irak, donde han sido asesinadas al menos 655 mil personas, por ser él el responsable de las torturas en las cárceles de Abu Grahib y Guantánamo y porque con el Plan Colombia, además de la intervención militar estadounidense, le impuso al país todo tipo de condicionamientos económicos y sociales en beneficio de las trasnacionales estadounidenses, son entre otras las razones que generan su repudio no solo en Bogotá, sino en Colombia y el mundo.

 

 

LA PAZ: UN DERECHO HUMANO

 

El pasado 6 de marzo, el tratadista español Carlos Villán presentó la Declaración de Luarca sobre el derecho humano a la paz, en el marco del lanzamiento del libro “Prácticas de Derecho Internacional de los Derechos Humanos” escrito por él mismo y por su colega Carmelo Faleh Pérez, en el auditorio Oriol Rangel del Planetario Distrital.

La Declaración es una propuesta realizada por la Asociación Española para el Desarrollo y la Aplicación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos (Aedidh), que se pretende dar a conocer, luego del procedimiento regular de consulta en varios países del mundo, con la  sociedad civil, para ser adoptada y proclamada finalmente por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Este documento toma su nombre de la convocatoria en Luarca (Asturias) de un comité de expertos en el tema de la paz, que redactaron dicha declaración, la cual representa el sentir genuino de la sociedad civil, sus anhelos, sus aspiraciones a la hora de establecer las bases de una sociedad civil inspirada en el valor universal de la paz. Y es que no cabe duda que ésta es un derecho humano y que como tal debe ser definitivamente codificado.

En el acto igualmente, la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos Democracia y Desarrollo, realizó la presentación del libro “Prácticas de Derecho Internacional de los Derechos Humanos” cuyos autores, Carlos Villán Durán y Carmelo Faleh, promovieron en 2004 la creación de la Asociación Española para el Desarrollo y la Aplicación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, que nació con el fin de difundir el conocimiento y la aplicación de esta rama del Derecho Internacional circunscrito no solo a nivel nacional, sino con la intención de abarcar ámbitos internacionales.

El texto, se ocupa de estudiar a través del método del caso, el sistema de protección de los derechos humanos en el marco de las Naciones Unidas. Es así como por medio del estudio de 152 casos prácticos que se sistematizan en dos partes y tres anexos. La primera parte está dedicada a la protección convencional de los derechos humanos y la segunda parte a la protección extra-convencional de los derechos humanos.

De tal manera, el libro ofrece la posibilidad de acceder a materiales de difícil rastreo dado que éstos se encuentran dispersos en los archivos de los diferentes órganos internacionales que se ocupan de la protección de los derechos humanos.

 

Paramilitares amenazaron nuevamente a comunidad universitaria

 

La Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios Aceu, denunció una vez más ante la comunidad nacional e internacional las amenazas proferidas por los grupos paramilitares Águilas Negras contra los estudiantes, trabajadores y profesores de la Universidad Sur Colombiana en Neiva:

 

El día 7 de marzo de 2007, llegó comunicado de amenaza a la Universidad Sur Colombiana ubicada en el departamento del Huila, la misiva intimidatoria estaba firmada por grupos Paramilitares que iniciaron proceso de desmovilización desde el periodo de 2002, con el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

 

La amenaza señala entre otras lo siguiente:

 

"Que queremos limpiar la escoria social que se esconden en las universidades rescatando el pensamiento de nuestro Libertador, él quería un pueblo sin tiranos, sin asesinos de los pueblos una Colombia independiente de las fuerzas opositoras al estado legitimo sin intervenciones de gobiernos externos en los asuntos de la republica."

 

Finalmente el comunicado afirma:

"Por ultimo les queremos decir al resto de los estudiantes y profesores que ya no están solos que estamos presente con la propuesta de estado comunitario y seguridad democrática puesto o que esto si es independencia y liberación de la escoria, rescatamos la verdadera democracia, de verdadera unidad, ante todo la transparencia, la virtud. Y como decía nuestro libertador que hoy se retoman en nuestro ejercito las armas de la república os darán la libertad".

 

“Denunciamos la existencia de un plan de exterminio e intimidación contra la Universidad Colombiana, en menos de 15 días han sido amenazados estudiantes de la universidad de Cartagena, Guajira, Valle, Nacional, Pamplona y Cauca. Denunciamos también que este plan ha venido construyéndose con la complicidad y autoría del gobierno nacional y sus fuerzas militares”, dice el comunicado de la Aceu.

 

 

Agenda | Noticias | Jornadas Culturales y Seminarios | Medio Ambiente | Derechos Humanos | Vídeos | Movimiento de Víctimas | Columnistas | Movimientos Sociales | Movimiento Mujeres | Colombia | Brigadas por Colombia | Proyectos | Videoteca | Quienes Somos | Enlaces | Contacto |

2017 Colectivo Maloka - www.colectivomaloka.org | Diseño Original: Elzine Aristide | Programación y Mantenimiento Web: Vinx