MALOKA COLOMBIA
	www.colectivomaloka.org
   

Noticias: Foro de Nyéleni, Soberanía Alimentaria.

Sábado, 8 de Septiembre de 2007

 
Foro de Nyéleni, Soberanía Alimentaria.

Los ambientalistas estamos con Uds. mujeres y hombres del campo, pescadoras y pescadores, indígenas y pastores, y gentes del común, confrontando en todo el planeta los Tratados de Libre Comercio -TLC-, los Tratados de Inversiones...


Por Amigos de la Tierra Colombia

 

Mensaje de los ambientalistas en el Foro de Nyéleni, Soberanía Alimentaria.


Por: Hildebrando Vélez

Censat Agua Viva

Amigos de la Tierra Colombia.


Integrantes de Amigos de la Tierra, una fuerza del movimiento ambientalista mundial, hemos venido desde lugares remotos de 20 países, trayendo nuestros sueños y nuestras esperanzas, y hemos compartido con hermanos y hermanas que llegaron con sus atuendos de todos los colores, con sus risas de todos los tamaños, con su miradas francas, con sus rostros curtidos por luchas valerosas que enaltecen su dignidad y que hacen la historia que los diarios oficiales no cuentan. Integrantes del movimiento ambientalista, presentes en el Foro de Nyéleni, reafirmamos nuestra convicción de luchar por la justicia y la sustentabilidad de nuestros territorios y defender la diversidad cultural y ecológica planetaria, derrotando el modelo de civilización despótica que se ha enseñoreado gracias al patriarcalismo, al colonialismo, al capitalismo, a la guerra impuesta por la codicia y por la apropiación privada de los dones de la naturaleza.

Los ambientalistas estamos con Uds. mujeres y hombres del campo, pescadoras y pescadores, indígenas y pastores, y gentes del común, confrontando en todo el planeta los Tratados de Libre Comercio -TLC-, los Tratados de Inversiones, las reglas de mercado de la OMC (Organización Mundial del Comercio) y las políticas de saqueo que emanan de las Instituciones Financieras y que amenazan todas la Soberanía Alimentaria. Con Uds. también nos unimos para confrontar normas y leyes que en nuestras propias fronteras están destinadas a someter y expropiar nuestros pueblos de su patrimonio ecológico y alimentario. Enfrentamos “Canjes de Deuda por Naturaleza” que engañan a las gentes y que son alentados por verdaderas Trasnacionales de la Conservación, lobos disfrazados de ovejas. Luchamos contra leyes de bioseguridad, leyes que favorecen la inversión extranjera y el intercambio económico desigual, leyes que buscan poner el agua en manos de las Trasnacionales, leyes que privatizan el patrimonio común y público. Con Uds., hermanas y hermanos, estamos luchando contra todas estas políticas y medidas que menoscaban y amenazan la soberanía alimentaria de nuestros pueblos.

Somos testigos de cómo la dominación de las Corporaciones Trasnacionales se extiende como una peste por todo el planeta, en connivencia con las instituciones nacionales y multilaterales: se ponen en marcha megaproyectos energéticos, madereros, de agrocombustibles, de infraestructura vial, portuaria e hídrica, de comunicaciones, etc., no para satisfacer las necesidades de las mayorías empobrecidas sino para la acumulación de riqueza en pocas manos. Es cruel saber que en el mundo a pesar de que hoy hay más riqueza más gente muere de hambre cada día, a pesar de que hay más medios de comunicación más gente está al margen de las tecnológicas, a pesar que hay más productos agrícolas, ellos están destinados a la sociedad del hartazgo y no a nutrir a los desnutridos. La ciencia y la tecnología son monopolio de las trasnacionales de las semillas y de la energía y sirven no para resolver las encrucijadas de la humanidad sino para someter a la naturaleza y a los pueblos. Para ellos y su racionalidad mercantil, la naturaleza y la gente cuentan sólo cuando son valoradas como capital. La vida se mercantiliza en sus manos como en el mito del Rey Midas, que todo lo que tocaba se trasmutaba en oro.

Estas trasnacionales quieren imponernos su modelo de vida imperial, que significa bienestar para unos pocos y miseria para las mayorías; quieren imponernos su modelo agrícola colonialista, que se acompaña de dependencia tecnológica, forzando la utilización de OGM (Organismos genéticamente modificados, de insumos químicos cancerígenos, de mecanización petroadicta, forzando el despojo y destierro. ¿Cuánta infelicidad provoca en la humanidad esa apariencia de felicidad de unos pocos? ¿Cómo no resistir ante tanta infamia?

Ahora nos llegan con el sofisma de que los combustibles fósiles pueden ser cambiados por agrocombustibles -como decidimos llamar lo que ellos abusiva y oportunistamente llaman biocombustibles-. Pero nada dicen de la iniquidad e inequidad en la distribución de alimentos y energía, sabemos que los animales en muchos países del centro comen mejor y tienen más ingresos que muchos seres humanos en el resto del mundo; callan ellos el monopolio que ejercen sobre las tierras y las aguas, esconden la dependencia tecnológica que subordina el conocimiento local, eluden discutir de la huella y de la deuda ecológicas, nada dicen de las modalidades egoístas e insostenibles de trasporte y son mudos ante las demandas de justicia y de libertad. Los mismos que han provocado el caos del clima y la extinción de las especies ahora se muestran como nuestros salvadores. Pero en el Foro de Nyéleni hemos sido claros denunciando que son ellos quienes, aunque distribuyen un poco de falso bienestar en los países del centro, sustraen la riqueza y la energía y han hecho insustentable la vida en el planeta y desgraciados los países y los pueblos de la periferia.

Los ambientalistas nos hemos hecho presentes en este Foro con humildad y prudencia, pero conscientes de que la responsabilidad ética y política que compartimos con todas y todos los movimientos y grupos presentes, y sus expresiones de solidaridad y arrojo, son la mejor herramienta para enfrentar tanta injusticia. Nosotras y nosotros, todas y todos, somos portadores de semillas de vida que hemos intercambiado, pero también somos portadores de semillas de resistencia que se diseminan por el todo el planeta. Nuestra resistencia es contra el modelo de miseria impuesto a la fuerza por los capitalistas, basado en el sometimiento y el colonialismo. Nuestra resistencia es por el derecho a ser de la tierra y acceder a la tierra y por la distribución y recuperación de los ecosistemas y de la biodiversidad. Nuestra resistencia es para que haya leyes justas que sirvan al bien común y al bien público y para que el comercio este fuera de las reglas de mercado capitalista. Nuestra resistencia es para que se reconozcan y respeten las sabidurías ancestrales de los pueblos, las etnias y las comunidades. Nuestra resistencia es por la soberanía alimentaria de los pueblos.

Vivan las semillas en manos de los pueblos.

Viva la soberanía alimentaria de los pueblos.

Viva el foro de Nyéleni.

Agenda | Noticias | Jornadas Culturales y Seminarios | Medio Ambiente | Derechos Humanos | Vídeos | Movimiento de Víctimas | Columnistas | Movimientos Sociales | Movimiento Mujeres | Colombia | Brigadas por Colombia | Proyectos | Videoteca | Quienes Somos | Enlaces | Contacto |

2017 Colectivo Maloka - www.colectivomaloka.org | Diseño Original: Elzine Aristide | Programación y Mantenimiento Web: Vinx