MALOKA COLOMBIA
	www.colectivomaloka.org
   

Noticias: LA PRUEBA ES MONTERÍA II

Domingo, 11 de Mayo de 2008

 
LA PRUEBA ES MONTERÍA II

El presidente Álvaro Uribe respalda al rector Claudio Sánchez Parra y avala su administración. O en otras palabras, el presidente Uribe respalda a un funcionario que designaron los paramilitares.


Por IVÁN CEPEDA CASTRO




La prueba es Montería II
Por: Iván Cepeda Castro
HACE UNA SEMANA ESCRIBÍ UN ARTÍCULO en el que expuse una serie dehechos que se han presentado en Montería. No lo hice acusando a laciudad ni a todos sus habitantes de ser criminales. Me merecen muchorespeto y admiración los ciudadanos honestos que en Córdoba hansoportado el régimen de violencia y corrupción que ha querido serimpuesto.

Simplementeseñalé un hecho notorio: en un espacio social como ese era imposibledesconocer la realidad del surgimiento y consolidación de un podercriminal, dejar de ver los miles de desplazados, despojados de sustierras a orillas del río Sinú, y no saber que se cometieron masivasdesapariciones forzadas que llevaron a muchas personas a fosas comunes.Tampoco desconocer la identidad de quienes ordenaban perpetrar esasatrocidades, pues ellos han habitado en el corazón de la ciudad, ytienen grandes propiedades y negocios que todo el mundo sabe que lespertenecen.

En un informe elaborado en junio de 2007 por laOrganización Internacional del Trabajo, haciendo referencia a lasituación de la Universidad de Córdoba, se afirma: “En cuanto a lasalegadas presiones y amenazas sobre el Sindicato Nacional deTrabajadores y Empleados Universitarios de Colombia, por parte delrector de la Universidad de Córdoba y jefes paramilitares de lasAutodefensas Unidas de Colombia (…) el Comité condena la existencia yactuación de las organizaciones paramilitares que declaran objetivomilitar a los sindicalistas en violación de los derechos humanos y losprincipios de la libertad sindical.

El Comité recuerda alGobierno su responsabilidad en la erradicación de tales grupos”. En eldiscurso que pronunció en Montería el 6 de mayo de 2008, el presidenteÁlvaro Uribe dijo: “El balance que nosotros tenemos durante nuestraadministración es de un gran mejoramiento de la Universidad de Córdoba.(…) Yo tengo que apoyar al rector”. El jefe paramilitar SalvatoreMancuso reconoció ante un fiscal de la Unidad de Justicia y Paz, que ungrupo bajo su mando controla la Universidad de Córdoba, y que losdirectivos y el rector de esa institución fueron nombrados en suscargos por él.

El presidente Álvaro Uribe respalda al rectorClaudio Sánchez Parra y avala su administración. O en otras palabras,el presidente Uribe respalda a un funcionario que designaron losparamilitares. Esa es la realidad llana y simple. Y por decir cosascomo éstas he sido objeto de la ira y los agravios del mandatario. DelPresidente de la República no espero ni simpatía ni beneplácito. Perosí que al menos haga un debate público con altura y dignidad.

Nilas calumnias ni las amenazas, veladas o explicitas, me harán desistirde los esfuerzos por acompañar a quienes buscan la verdad y la justiciaen Córdoba. Invito a todas las personas que tengan información sobrelos miles de crímenes que han sido perpetrados en ese departamento,sobre la ubicación de fosas comunes, sobre las tierras que han sidorobadas y fraudulentamente legalizadas, sobre la identidad de losautores materiales e intelectuales de esos delitos, a que me envíen sustestimonios y a que los hagamos llegar ante los órganos judiciales, deinvestigación y de control. También invito a todos los compatriotas queresiden en el exterior a que emprendamos una activa campaña desolidaridad con los empleados, profesores y estudiantes de laUniversidad de Córdoba, por su derecho a la libertad y a la democracia.Esa es mi respuesta al presidente Uribe.

fm_cepeda@yahoo.fr

La prueba es Montería

'Como en los mejores tiempos... se canta Vallenato, se exhiben las riquezas y se acallan las voces de las víctimas'.

El día 8/05/08, no más politicos baratos <nomaspolitiquerosbaratos@gmail.com> escribió:

Por: Iván Cepeda Castro


ESTA SEMANA VISITÉ MONTERÍA por primera vez. Lo hice por invitación del Sindicato de Trabajadores y Empleados Universitarios de Colombia,
Sintraunicol. El aeropuerto está cerca de la ciudad y colinda con la hacienda El Ubérrimo, propiedad del presidente Álvaro Uribe.
Mis acompañantes me hablan del abogado José Corena, quien se ha encargado de los negocios de tierras del Presidente y de su primo Mario Uribe. En la misma región tienen tierras los Castaño, Mancuso y alias Don Berna. A pocos kilómetros se encuentran los barrios
suntuosos de los ganaderos y terratenientes de la región: El Recreo y La Castellana. En este último, la familia de Mancuso tiene una gran mansión. En la ciudad hay locales comerciales que todo el mundo sabe
que pertenecen al jefe paramilitar.

Cuando pregunto si alguna autoridad ha ordenado la extinción de dominio sobre esos predios y negocios, quienes me acompañan se ríen.
En esa misma zona quedan el club social y los estaderos, donde se hacen las reuniones de la alta sociedad. Me cuentan que en las fiestas
se veía con frecuencia al ex fiscal Luis Camilo Osorio. Pasamos por el restaurante La Vittoriana, propiedad de los hermanos Jaime y José Maroso, socios y testaferros de Mancuso. José fue nombrado por este Gobierno en cargos diplomáticos: uno en Italia, el otro en Suiza.
Ahora los grupos paramilitares los dirige Doménico Mancuso, primo de Salvatore.

A la sombra del puente que mandó a construir el presidente Uribe, y que lleva a su hacienda, en las riberas del río Sinú, habitan miles de desplazados en la miseria. Vienen de sitios como Tierralta y Valencia.
El Comité Civil de Víctimas del departamento de Córdoba, Comfavic, agrupa a 7.800 familias. Muchas tienen más de un asesinado o desaparecido por los grupos paramilitares. Es obvio que para quien
viviera o visitara la ciudad o las haciendas vecinas sería imposible ignorar la realidad de esos crímenes. ¿Cómo desconocer que se estaban perpetrando miles de asesinatos y no ver a los desplazados? ¿Cómo
ignorar quiénes eran Mancuso y el clan de los Castaño en una ciudad en la que todo se sabe y se comenta en voz baja?

Finalmente, llegamos a la Universidad de Córdoba. Los empleados y estudiantes han comenzado un movimiento para exigir que renuncie el actual rector, Claudio Sánchez Parra. También reclaman verdad y justicia. Desde 1995, 19 personas pertenecientes a la universidad han
sido asesinadas. El 18 de febrero de 2003 Mancuso citó a profesores y a empleados a Santa Fe de Ralito y les advirtió que de no asistir deberían atenerse a las consecuencias. En la reunión estaba presente
el delegado del Gobierno Félix Manssur Jattin. Luego de leer las hojas de vida de los profesores que habían sido sacadas de los archivos de la universidad, Mancuso les presentó a Sánchez Parra y les dijo: 'Este que está aquí a mi lado es mi amigo, y en la universidad debo tener a
mis hombres de confianza'. El nuevo rector designó a familiares de Mancuso en puestos de dirección. A pesar de que la Fiscalía y la Procuraduría adelantan investigaciones en su contra, sigue en la rectoría. Esta semana el Movimiento de Víctimas dirigirá una petición
al Gobierno y hará una campaña internacional pidiendo su destitución
inmediata.

Tal vez existan fotos, testigos o grabaciones de los encuentros de los terratenientes, políticos y militares con Mancuso, mientras miles de personas estaban siendo asesinadas o desplazadas. Pero más allá de
esos elementos fácticos, todo el orden social, la vecindad espacial del as grandes haciendas y los centros de la alta sociedad en Montería muestran la realidad de un poder criminal: la prueba es la ciudad misma.

fm_cepeda@yahoo.fr

TOMADO DE 'EL ESPECTADOR' DIGITAL

Agenda | Noticias | Jornadas Culturales y Seminarios | Medio Ambiente | Derechos Humanos | Vídeos | Movimiento de Víctimas | Columnistas | Movimientos Sociales | Movimiento Mujeres | Colombia | Brigadas por Colombia | Proyectos | Videoteca | Quienes Somos | Enlaces | Contacto |

2017 Colectivo Maloka - www.colectivomaloka.org | Diseño Original: Elzine Aristide | Programación y Mantenimiento Web: Vinx