MALOKA COLOMBIA
	www.colectivomaloka.org
   

Noticias: Lucro y peligro (CARBÓN-COLOMBIA)

Domingo, 25 de Marzo de 2007

 
Lucro y peligro (CARBÓN-COLOMBIA)

Colombia ingresó en 2006 más de 1.300 millones de dólares por sus ventas de carbón. Pero los trabajadores del sector tienen empleos temporales, insuficiente protección sanitaria y muy poca seguridad laboral.


Por Helda Martínez


Colombia ingresó en 2006 más de 1.300 millones de dólarespor sus ventas de carbón. Pero los trabajadores del sector tienen empleostemporales, insuficiente protección sanitaria y muy poca seguridad laboral.

Según elMinisterio de Minas y Energía, en 2004 se atendieron 17 accidentes en las minasde carbón, 40 en 2005 y 44 en 2006.

En febrero de este año, 40 personas murieron en dos explosiones, una enSardinata, en el nororiental departamento Norte de Santander, y otra en Gámeza,Boyacá, en el centro-este.

La cantidad de accidentes podría superar las estadísticas del ministerio.

"Se calculan dos accidentes diarios, la mayoría no reportados por temor ala suspensión de las minas y la consecuente ausencia de recursoseconómicos", sobre todo "en el caso de los mineros de pequeñaescala", dijo a IPS Tatiana Roa, directora de la organización nogubernamental Censat - Agua Viva.

"En los mismos días de los accidentes en Santander y Boyacá, ocurrieronotros dos que no lograron eco en los medios", aseguró a IPS el abogadoFrancisco Ramírez, secretario general del Sindicato de Trabajadores Mineros,Energéticos, Metalúrgicos, Químicos y de Industrias Similares.

Las razones de las explosiones en Sardinata y Gámeza siguen bajo investigacióndel estatal Instituto Colombiano de Geología y Minería, que ya determinó lailegalidad del socavón boyacense.

En igual condición se encuentran una cantidad no determinada de minas decarbón, admitió el ministro del sector, Hernán Martínez, ante el consejocomunal del 24 de febrero en el municipio minero de Ubaté, 112 kilómetros alnoreste de Bogotá, en Cundinamarca.

La ausencia de estadísticas confiables impide saber cuántas personas laboran enlos yacimientos, incluidas las menores de 18 años.

"La tradición de la exploración carbonífera de pequeña escala en el centrodel país, el crecimiento del precio internacional (del mineral) y la necesidadde ingresos de los mineros pobres motivan la exploración ilegal conparticipación de niños y jóvenes en los socavones, dado que la estrechez de lamina muchas veces imposibilita el ingreso de adultos", explicó Roa.

Las mujeres, siguiendo creencias ancestrales, no ingresan a los socavones."Se afirma que las traen malos augurios", por lo que "seencargan de la alimentación de los trabajadores, oficios domésticos y el cuidadode las huertas", agregó.

La Organización Internacional del Trabajo y la oficina en Colombia del Fondo delas Naciones Unidas para la Infancia han desarrollado jornadas educativas sobreel peligro que corren los niños que trabajan en las minas, en especial enBoyacá, donde es más fuerte la tradición de la minería de socavón.

"Esto ha ido cambiando con el tiempo de manera favorable. En donde hayescuelas, (los niños) asisten a una jornada y trabajan en la mina en laotra", dijo Ramírez.

"Voy a la escuela por la mañana y a la mina cuando no tengo tarea... ycuando me pagan", dice a IPS Roberto Morales, de 11 años, en el cascourbano de Ubaté.

"Yo les ayudo a mis papás los fines de semana", agrega su hermanoMiguel, de nueve años.

El trabajo infantil "se relaciona con la idiosincrasia de la región. EnBoyacá existe una tradición de unidad familiar muy fuerte, mientras en (lanorteña) Antioquia, por ejemplo, prevalece el deseo de ingresos", explicóRoa.

Pero en todo el país "la minería de socavón está desprotegida" agregóRamírez.

En 2001 se expidió el Código de Minas o Ley 685 para fomentar la actividad, yen 2004 el gobierno de Álvaro Uribe liquidó la estatal Empresa Nacional Minera(Minercol) encargada además de desarrollar las políticas del sector.

Estos pasos "suprimieron casi por completo las medidas de seguridad de lostrabajadores y favorecieron la intervención internacional", continuóRamírez.

"En Minercol impulsábamos tareas de prevención. Teníamos una unidad derescate, zonas de entrenamiento e invitábamos expertos polacos para queentrenaran a nuestros funcionarios en salvamento", dijo el sindicalista.

Colombia posee las mayores reservas carboníferas de América Latina y ocupa elquinto puesto mundial en exportación de carbón térmico, de gran pureza puescontiene menos de uno por ciento de azufre.

Este mineral se utiliza sobre todo para la generación térmica de electricidad,compitiendo en el mercado internacional con los combustibles refinados delpetróleo, el gas natural y la leña.

En el extremo norte, en La Guajira, está emplazado el complejo minero a cieloabierto más grande del mundo, Carbones El Cerrejón, con una extensión de 69.000hectáreas y una producción diaria de 80.000 toneladas del mineral.

Propiedad de las compañías transnacionales BHP Billiton, Anglo American yGlencore --de capitales británicos, australianos, estadounidenses y suizos--,sus ingresos fueron el año pasado 15 por ciento mayores que en 2005.

Al sur de La Guajira, el departamento del Cesar también posee grandesextensiones carboníferas que explota la estadounidense Drummond.

En estos departamentos se concentra 83 por ciento de la riqueza carboníferacolombiana. Allí se aplica una tecnología que remueve la capa vegetal y perforatierra y roca hasta lograr la profundidad necesaria.

El resto de los yacimientos de carbón están diseminados en gran parte delterritorio, en especial en las cordilleras occidental y oriental que cruzan elpaís de sur a norte.

Allí la explotación se hace en socavones de hasta 600 metros de profundidad, enla mayoría de los casos sin condiciones apropiadas de seguridad por la falta decontroles estatales y de recursos de los pequeños mineros para invertir enmaquinaria y equipos que miden la acumulación de gases culpables de lasexplosiones.

Los trabajadores del socavón o de minas a cielo abierto son proclives aenfermedades respiratorias por la continua aspiración de gases o de polvillo.Otros males habituales son los hongos en la piel y problemas en la columnacausados por el esfuerzo físico, como la hernia de disco.

Los contratos laborales son temporales. En el mejor de los casos, la coberturade salud sólo rige durante el periodo de la contratación.

"Muchos trabajadores son contratados por lapsos de tres meses, y luegosalen y por consiguiente quedan desprotegidos en asistencia en salud",afirmó Ramírez.

Los salarios no siempre superan o alcanzan el mínimo legal, que no llega a 200dólares. Pero, otra vez por falta de estadísticas, no se puede saber cuántosestán en esa situación.

© http://www.ipsnoticias.net

 

Agenda | Noticias | Jornadas Culturales y Seminarios | Medio Ambiente | Derechos Humanos | Vídeos | Movimiento de Víctimas | Columnistas | Movimientos Sociales | Movimiento Mujeres | Colombia | Brigadas por Colombia | Proyectos | Videoteca | Quienes Somos | Enlaces | Contacto |

2017 Colectivo Maloka - www.colectivomaloka.org | Diseño Original: Elzine Aristide | Programación y Mantenimiento Web: Vinx